1/8/2011

Abdomen

El abdomen debe examinarse en el siguiente orden:

Inspección,Auscultación y palpaclón.



Diferentes anormalidades que podemos encontrar en el abdomen:



Higado aumentado de tamaño: En su estado normal no es palpable. Puede ser palpable en caso de cirrosis o irregular y nodular si la hipertrofia depende de un cáncer.
Si el hígado esta aumentado de volumen hay que buscar indicios de ictericia en la conjuntiva, en la piel buscar excoriaciones 

Vesícula biliar aumentada de volumen:  Se palpa como un tumor redondeado liso en el cuadrante superior derecho, generalmente este aumento se debe a una colescititis aguda.
Una vesícula biliar aumentada de volumen no dolorosa en presencia de ictericia obstrutiva es característica de obstruccion maligna de vías biliares.


Bazo aumentado de tamaño: Hiperesplenismo.
Debemos ver conjuntivas, mucosas y piel en busca de palidez, purpura o ictericia.


Riñon aumentado de tamaño: Este aumente suele deberse a enfermedad poliquística o neoplasias, suele haber timpanismo.

 
Abdomen agudo:



Es importante saber que posición adopta el paciente. La frecuencia respiratoria, separación de los músculos rectos, peristaltismo visible y ausencia de movimientos respiratorios, también debemos tomar en cuenta el puslo, ya que un pulso rápido y filiforme puede indicar peritonitis avanzada.

Al a auscultación persitalsis aumentada , disminuida o ausente.


Pruebas especiales:



Dolor de rebote: Se ejerce presión intensa sobre el vientre, lejos de la zona del dolor, cuando la pared abdominal regresa a su posición normal el paciente percibe un dolor intenso.

Prueba del psoas iliaco: El paciente intenta flexionar su muslo contra una ligera presión ejercida por el examinador, se produce dolor si hay proceso inflamatorio en contacto con el psoas.

Prueba del obturador: Se flexiona el muslo en ángulo recto y luego se gira hacia afuera y adentro, puede despertarse dolor hipogástrico.

Signo de Murphy: Excelente para colecistitis aguda, se dice al paciente que inspire profundamente y al mismo tiempo que ejerce presión intensa contra la pared abdominal de la región de la vesícula biliar, el paciente experimentará dolor agudo.

Signo de Cullen: Coloración violácea periumbilical.

Signo de Martinie: Dolor al tacto rectal.

Punto de Maburney: Punto donde se encuentra el apéndice. 


 
Pancreatitis aguda

.

El dolor físico mas importante es el dolor profundo a nivel del páncreas y cuadrante superior izquierdo.

Suele haber distención abdominal y persiltaltismo disminuido o ausente.

En la pancreatitis necrozante aguda el paciente puede tener irregularidades cardíacas. 

Diverticulitis aguda.



Un divertículo es una estructura sacular dependiente de otra estructura, es una condición muy frecuente, aparecen luego de los 50 años, mayormente en mujeres y aumentan con la edad.

Afectan el lado izquierdo del epitelio digestivo, se deben a la dieta baja en fibras.



Causas: Dolor difuso, suele haber signos de peritonitis local, es frecuente descubrir una masa palpable en el cuadrante inferior izquierdo, si es inflamatoria es causada por la perforación del divertículo, también puede provocar obstrucción aguda del colon. 

Signos de obstrucción del colon.

Suele depender de:



Invaginación: Suele producirse en niños, afecta generalmente antes de los 24 meses de vida, causa dolor intenso, no continuo, puede haber colapso. 

A la palpación encontramos una masa abdominal, siempre se percibirá si se han eliminado heces sanguinlentas por el recto.

Su cuadro clínico: Dolor abdominal, cólico, eliminación de sangre por el recto, masa abdominal en forma de salchicha. 

Obstrucción aguda por cáncer de colon.



El cáncer produce una obstrucción aguda y brusca, el curso de la obstrucción depende de la válvula ileocecal.

No hay vómitos, el dolor no es muy intenso, estreñimiento, timpanismo, puede haber perforación del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada